fbpx

Re-programa tú termostato financiero.

por | Nov 24, 2019 | libros

Conocer y usar las herramientas internas para Re-programa tú termostato financiero te llevaran a responder preguntas como: ¿quién eres tú? ¿Cuáles son tus hábitos y tus rasgos de carácter? ¿Cómo te sientes realmente respecto a ti mismo? ¿Sientes verdaderamente que mereces la riqueza? ¿Cuál es tu actitud para actuar a pesar del miedo, a pesar de los inconvenientes, a pesar de las molestias?

Seguramente has conocido personas que han sido millonarias y que de un momento a otro lo perdieron todo, o alguien que gano cierta fortuna y al no saber qué hacer, no le quedó otra que malgastar el dinero o invertir todo en un mismo negocio que no da frutos.

Por otro lado, habrás  conocido el caso de millonarios que quedaron en la ruina y no paso mucho tiempo para volver a ser los millonarios de siempre, tal es el caso de Donald Trump, quien tenía una fortuna de miles de millones de dólares y lo perdió todo. Pero, dos años más tarde, había recuperado su fortuna, e incluso la había incrementado.

Este fenómeno al que llamaremos termostato ocurre porque, algunos millonarios tienen su termostato financiero muy elevado y está programado para generar miles de millones de dólares; algunas personas solo lo tienen ajustado para generar cientos, y otros simplemente lo tienen bajo cero.

¿Existe alguna forma de Re-programa tú termostato financiero.?

La respuesta a esa pregunta es sí, por supuesto que sí, si es posible cambiar nuestro termostato financiero, si es posible elevar nuestra energía, si es posible cambiar nuestra actitud ante el miedo, si es posible conocernos mejor y dar pasos cuánticos hacia nuestro progreso.

Y para ello hemos traído lo que para T. Harv Eker son los condicionamientos que te han llevado a tener un termostato financiero menor al que en realidad deseas.

Condicionamiento 1: Las raíces crean los frutos.

Para que un árbol de buenos frutos su semilla debe germinar muy bien y crear raíces profundas   capaz de llevar los nutrientes a sus frutos a través de sus ramas.

En nuestras vidas pasa lo mismo, necesitamos raíces fuertes para que nuestros frutos, es decir,  nuestros resultados sean los deseados.  Sin embargo no nos percatamos ni cuidamos de nuestras raíces y comenzamos a prestar mayor atención a nuestros resultados en lugar de fortalecer el origen de estos.

Entonces, lo que está debajo del suelo crea lo que está arriba; lo que está en nuestro interior crea los resultados que obtenemos en nuestro exterior; en conclusión lo que no se ve es lo que crea lo que se ve. Si no nos gustan nuestros frutos, nuestros resultados y nuestras experiencias debemos comenzar a cambiar nuestra parte interior, fortalecer nuestras raíces, modificar lo invisible para que germinen nuevos frutos nuevos y buenos resultados.

Así pues, como todo árbol, no puedes cambiar los frutos que ya han salido, pero si puedes abonar mejor las raíces para que los nuevos frutos sean los deseados. Debemos hacernos responsables de los resultados ya obtenidos, pero, es más importante que te hagas cargo de cambiar el origen de los nuevos resultados para que sean mejores que la cosecha anterior.

Recuerda: el único modo de cambiar tu mundo exterior es cambiando tu mundo interior. Cualquiera que sea el resultado que estas obteniendo es tu mundo interior lo que lo determina.

Condicionamiento 2: Las declaraciones un poderoso secreto para el cambio.

Lo que oyes lo olvidas, lo que ves lo recuerdas y lo que haces lo entiendes.

Las declaraciones son sentencias positivas que se hacen con énfasis y en voz alta que te permitan sentir lo que estás diciendo, que te hagan vibrar, que te hagan cerrar los ojos y te visualices obteniendo y logrando tus declaraciones.

Toadas las declaraciones son una herramienta valiosa porque están hechas de energía y toda energía viaja con frecuencias y vibraciones y al ser pronunciada en voz alta su energía recorre las células de tu cuerpo y al tocarte podrás sentir la resonancia de esa energía, enviando así un poderoso mensaje a tu subconsciente.

Así pues, comienza a hacerte declaraciones positivas de acción para ir re-programando tu termostato financiero, comienza con el siguiente ejemplo.

Declaración: mi mundo interior crea mi mundo exterior. Tengo una mente millonaria.

Condicionamiento 3: Patrón del dinero.

Tu patrón del dinero es tu programa o modo de ser en relación con el dinero. Tu patrón financiero está compuesto por una combinación de tus pensamientos, tus sentimientos y tus acciones en relación con el dinero y se crea a raíz de tus experiencias financieras buenas o malas que obtuviste en el pasado, en tu niñez.

Ahora bien, esa programación para la mayoría fue inculcada por sus padres, sus hermanos, amigos, figuras de autoridad, la televisión o la cultura en la que viven. Eso nos ocurre a todos, nos enseñan a pensar y actuar referente al dinero. A no ser por supuesto que intercedas y revises tus archivos mentales referente al dinero siempre actuaras de la misma forma obteniendo los mismo resultados.

17-archivos-mentales-para-desarrollar-el-exito-economico

De esta forma tu programación pasada inculcada por tus relaciones más cercanas en tu niñez determina cada pensamiento que brota acerca del dinero. Pero esta programación o patrón financiero se puede Re-programa tú termostato financiero. y así dar un cambio esencial de tus resultados.

Condicionamiento 4: Nuestra programación verbal.

Quizás escuchaste alguna vez expresiones del tipo: “el dinero no da la felicidad”, “el dinero es el origen de todos los problemas”, “el dinero no crece en los arboles”, “ser rico es malo”, “no puedes ser rico y honrado”, “los ricos son todos ladrones”.

Todas esas afirmaciones y declaraciones que oíste acerca del dinero están en tu subconsciente como parte del patrón financiero que ahora está dirigiendo tu vida económica. Este condicionamiento verbal es extremadamente poderoso ya que determina tus pensamientos, estos tus declaraciones llevando a resultados adversos financieramente.

Esta programación verbal se puede re-programar con 4 elementos de cambio.

1: la conciencia: escribe todas las afirmaciones que oías acerca del dinero, la riqueza y gente rica cuando eras niño. Debes conocer que escuchabas para luego cambiarlo

2- la comprensión: escribe como crees que, hasta ahora, han afectado dichas afirmaciones a tu economía. Al ya tener escrito el origen de tu forma de pensar, puedes reconocer que esta procede fuera de ti.

3- la disociación: ya te diste cuenta de que esa forma de pensar no proviene de ti. Asi que puedes separarte de ella, basándote en quien eres hoy y donde quieres estar mañana. Esas declaraciones o afirmaciones son unos archivos mentales que actualmente son un virus en tus subconscientes y una vez detectado lo puedes reprogramar o eliminar.

4- declaración: las afirmaciones y declaraciones que escuchaste las vas a cambiar por tus nuevas declaraciones, lo que oías acerca del dinero no es necesariamente cierto. Realizaras un reacondicionamiento interno con nuevas declaraciones que haga elevar tu energía.

Condicionamiento 5: los modelos de referencia.

¿Cómo actuaban nuestros padres respecto al dinero? ¿Cómo administraban el dinero? ¿Gastaban mucho o eran ahorradores? ¿Una vez obtenido el sueldo, cuanto tiempo les duraba? ¿Había problemas en casa por el dinero era motivo de conflicto en el hogar?

Nuestro subconsciente adopta comportamientos de personas que admiramos, como efecto espejo, como un mono que repite, solo que no nos damos cuenta y en el caso de nuestros padres podemos decir como dice el viejo dicho, de tal palo tal astilla. Esto ocurre porque de pequeño absorbemos de todos los modelos que tenemos alrededor y esto que absorbemos va a nuestro subconsciente.

En consecuencia de lo anterior, puedes tener todos los conocimientos y experiencias del mundo, pero si tu patrón financiero no está programado para el éxito, o viene condicionado por los comportamientos inadecuados de tus modelos de referencia, estás condenado a fracasar económicamente.

Lo absorbido por los modelos de referencia se puede cambian de la siguiente forma:

1 – conciencia: considera las formas de ser de esos modelos de referencia en relación al dinero y compáralo con tus comportamientos financieros actuales.

2 – comprensión: escribe que efecto han tenido en tu vida financiera esos modelos de referencia.

3 – disociación: ¿de tas cuenta de que ese modo de comportarte es algo que aprendiste por efecto espejo y tienes la opción de cambiar y ser distinto?

4 – declaración: lo que has tomado como modelo en torno al dinero era la forma de actuar de ellos ahora tú decides la tuya.

Condicionamiento 6: los incidentes concretos.

¿Qué experimentaste cuando eras joven entorno a la riqueza, el dinero y los ricos?

Estas experiencias son importantes porque dan orden y forma a tus creencias. Entonces, antes de relacionarte con un socio o con una pareja debes verificar su patrón del dinero, sus motivaciones y sus temores para que así trates y te relaciones con las raíces de estas personas y no con los fruto que pudieran o no estar dañados.

Para los incidentes concretos podemos cambiar de la siguiente forma:

1 – conciencia: recuerda un incidente emocional concreto en torno al dinero cuando eras joven.

2 – comprensión: escribe como puedo haber afectado en tu vida emocional actual.

3  – disociación: te darás cuanto que el modo de ser es solo algo que aprendiste y que en el presente lo puedes cambiar.

4 –  declaración: libera tus experiencias con el dinero no productivas del pasado y crea un futuro nuevo y rico.

Reprograma tu patrón financiero.

Actualmente ¿estas programado para gastar o para ahorrar? ¿Estas programado para tener ingresos constantes o esporádicos? ¿Estas programado para tener ingresos moderados, elevados o bajos? ¿Estas programado para administrar bien tu dinero o para administrarlo mal?

La respuesta a estas preguntas las tienes tú mismo, solo debes mirar tus resultados. Mira tu cuenta bancaria, mira tus ingresos, mira tú fortuna neta. Mira tú éxito en los negocios, observa si eres gastador o ahorrador, mira lo duro que trabajas por tu dinero.

Para cambiar tu termostato financiero, solo debes observarte, sé consciente, observa tus pensamientos, tus miedos, tus creencias, tus hábitos, tus acciones e incluso tus inacciones. Ponte bajo un microscopio, estúdiate por completo.

Ser consciente de quien eres te hará vivir eligiendo verdaderamente en lugar de que te dirijan programaciones del pasado. Vivirás en torno a lo que quieres ser hoy y no hacerlo según lo que fuiste ayer. Te darás cuenta de que no es quien eres, sino quien aprendiste a ser.